Ojeras: ¿Por qué cuesta tanto combatirlas?

Ojeras: ¿Por qué cuesta tanto combatirlas?

 

La piel que rodea el contorno de los ojos es cinco veces más fina que la del resto del rostro. Esa transparencia puede hacer que los vasos sanguíneos queden más expuestos, creando esa sensación de oscurecimiento. Pueden aparecer como consecuencia del paso del tiempo, por una predisposición genética, por la falta de descanso, o incluso por una deficiencia de hierro.

Si bien las causas de su aparición y el tipo de ojera varía de una mujer a otra, todas solemos sentir la misma frustración cuando las descubrimos bajo nuestra mirada por las mañanas. Ya sea que las padezcamos de forma crónica u ocasional, lidiar con ellas puede convertirse en todo un desafío. Por suerte, existen medidas simples que podemos adoptar para atenuarlas, entre ellas:

·         Evitar el cigarrillo

·         Beber abundante cantidad de agua

·         Descansar al menos 6 horas diarias

·         Disminuir el consumo de alimentos altos en sodio (ya que aumentan la retención de líquidos)

·         Usar protector solar

·         Mantener la zona hidratada con una crema específicamente diseñada.

En caso de que el problema se mantenga de manera crónica y a pesar de los cuidados, es recomendable consultar a un médico especialista, que a través de un análisis de sangre podrá determinar si existe una carencia de hierro o de algún otro nutriente que requiera de un tratamiento particular.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.