Las formas más efectivas de tratar las quemaduras de sol

Las formas más efectivas de tratar las quemaduras de sol

Todo aquel que alguna vez padeció las consecuencias de haberse expuesto al sol sin la adecuada protección solar sabe que es un error que la piel se encarga de recordarnos durante varios días de incomodidad y dolor. Pero somos humanos y como tales, no somos inmunes a tener un olvido o una distracción y volver a padecer esas temibles e inmediatas consecuencias: inflamación, enrojecimiento, irritación y, por supuesto, dolor.

A continuación, repasamos algunos consejos útiles para aliviar estos síntomas y contribuir a reparar el daño de nuestra piel:

Darse una ducha con agua fresca: esto ayudará a remover el calor de la piel quemada y a calmar la inflamación. Es importante que el agua no esté excesivamente fría para evitar el contraste con la temperatura de la piel y no generar un malestar aún mayor.

Aplicar una loción post solar: se puede usar ni bien se sale de la ducha, cuando la piel todavía está húmeda. Hay opciones en gel con Aloe Vera que no solo rehidratan la piel, sino que por su consistencia son ideales para brindar esa sensación refrescante que tan necesaria resulta en esos momentos para calmar la inflamación.

Mantener el cuerpo hidratado: debido al esfuerzo que nuestro organismo debe realizar para volver a equilibrar la temperatura corporal, necesitará de grandes cantidades de agua. También podemos optar por ingerir frutas ricas en agua, como el melón o la sandía.

No reventar las ampollas: si la quemadura provoca ampollas es importante resistir la tentación de reventarlas o pelarlas, ya que estas funcionan como una especie de vendaje sobre la piel que evita el ingreso de bacterias. Despellejarlas puede favorecer el riesgo de padecer una infección.

Extremar los cuidados solares: cuando la piel ya se encuentra lastimada es fundamental evitar la exposición al sol. En caso de que esto sea inevitable, se debe usar protector solar y ropa que recubra las áreas quemadas.

Por último, es importante recurrir al médico ante la presencia de síntomas como escalofríos, fiebre o náuseas; o en aquellos casos en que las quemaduras sean muy extensas o con mucha presencia de ampollas.

 

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.