Consejos para proteger la piel de los bebés de los rayos solares

Consejos para proteger la piel de los bebés de los rayos solares

 

Durante el verano es fundamental cuidar la piel de toda la familia. Pero cuando se trata de la piel de los bebés, las precauciones son aún más imprescindibles ya que su piel es mucho más fina y no cuenta con las mismas defensas naturales que las de los adultos. Sin embargo, los médicos aconsejan que reciban la acción de los rayos solares unos 15 minutos al día para favorecer la síntesis de vitamina D necesaria para su crecimiento.

Para cuidar la piel de los bebés se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Antes de los 6 meses: no se los debe exponer directamente al sol. Los pediatras y  dermatólogos desaconsejan llevarlos a la playa o la piscina. Cuando estén expuestos a los rayos solares es conveniente que lleven gorros y ropa de algodón que no resulte demasiado calurosa. Además, se recomienda que la exposición sea durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde.

A partir de los 6 meses: se puede empezar a utilizar protector solar en pequeñas cantidades y en las zonas más sensibles. También es recomendable limitar el tiempo de exposición, e ir aumentándolo de manera progresiva de acuerdo a la tolerancia del niño.

¿Qué tipo de protector solar se recomienda?

Lo primordial es que se trate de un protector solar específicamente diseñado para la piel de los niños. Es decir:

·         Con un factor de protección alto (FPS 50) contra los rayos UVA y UVB

·         Hipoalergénico: para minimizar el riesgo de alergia.

·         No comedogénico: para evitar la obstrucción de los poros de la piel.

·         Resistente al agua

·          Libre de perfumes y colorantes: que puedan irritar la delicada piel de los bebés. 

Por último, es fundamental aplicar el protector media hora antes de exponer al bebé al sol y extremar la precaución en la zona del rostro, el cuello, las orejas y el dorso de los pies. Además, es importante reaplicar el producto cada 2 horas y aplicarlo por más que el niño esté a la sombra o el día esté nublado.

 

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.