Consejos para conciliar mejor el sueño y renovar tu piel

Consejos para conciliar mejor el sueño y renovar tu piel

 

Está demostrado que durante un buen sueño reparador la piel del rostro se oxigena y se regenera gracias al trabajo de una serie de hormonas que contribuyen a su reparación natural. Por las noches, el flujo sanguíneo a nivel cutáneo aumenta y con él se incrementa la actividad de renovación celular. Además, mientras dormimos se fortalece el sistema inmunológico, haciendo que nuestra piel se vuelva más resistente a las agresiones del medioambiente.

Por el contrario, la falta de sueño aumenta la producción de radicales libres y de estrés, lo que genera un envejecimiento prematuro de la piel, con una marcada tendencia a la aparición de arrugas y ojeras. Como consecuencia, la piel del rostro luce pálida, ojerosa, reseca, sin brillo y se siente áspera y tirante. Por todos estos motivos, además de aprovechar las noches para aplicar nuestra crema antiarrugas y utilizar un tratamiento para mejorar la piel del contorno de ojos, es importante realizar un buen descanso.

He aquí algunos consejos para dormir bien:

Realizar actividad física: el desgaste físico no solo contribuye a mantenerse en forma, sino que ayuda a liberar tensiones acumuladas. Una caminata o trote de media hora por un parque es más que suficiente para llegar más cansadas a las noches.

Desconectarse de todo: cuando llega el momento de acostarnos, es fundamental sentirnos tranquilas y relajadas por lo que es importante dejar de lado las preocupaciones domésticas y laborales. Además, es importante apagar todos los dispositivos electrónicos media hora antes de ponernos el pijama.   

Técnicas de relajación: existen ejercicios de respiración muy efectivos para conciliar el sueño, por ejemplo, el conocido como “4-7-8”, que consiste en inhalar aire durante 4 segundos, retenerlo por 7 y exhalarlo en 8. Esta rutina debe repetirse hasta que fluya naturalmente.

Prestar atención a la comodidad: además de contar con una almohada y un colchón en los que nos sintamos cómodas, es importante que la temperatura del ambiente sea la ideal según la época del año, caso contrario, podría afectar la regularidad del sueño. Finalmente, la ropa que usemos debería ser de algodón y no quedar ajustada.

Siguiendo estos consejos, será más fácil conciliar ese sueño reparador que tan bien le sienta a nuestra piel.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.