Consecuencias de la falta de sueño para la piel

Consecuencias de la falta de sueño para la piel

 

Cuando descansamos, nuestro organismo realiza las reacciones necesarias para reparar los daños producidos en nuestra piel durante cada jornada. Por este motivo, los dermatólogos recomiendan que, para mantener una piel saludable, se deben dormir entre 7 y 8 horas diarias. De lo contrario, podríamos visualizar las consecuencias en su apariencia. Entre las más comunes, se encuentran:

1. Secreción insuficiente de melatonina y cortisol: con la falta de sueño se producen alteraciones en los ritmos del organismo. Esto repercute en la secreción de varias hormonas, entre ellas, la melatonina y el cortisol, 2 sustancias imprescindibles para el correcto funcionamiento de los procesos dermatológicos.

2. Envejecimiento prematuro: la falta crónica de sueño, o el descanso crónico de baja calidad genera una respuesta más débil del organismo a los factores agresores externos (como el sol, el viento o la contaminación ambiental). Esto provoca una piel menos tersa, con mayor pérdida de grasa subcutánea y, en consecuencia, mayor presencia de arrugas.

3. Posible reactivación de enfermedades de la piel: la relación entre la falta de sueño y el estrés podría generar una reactivación de problemas en la piel como prurito, enrojecimiento o acné.

4. Apariencia poco saludable: las personas que no duermen lo suficiente suelen ser percibidas como menos saludables y atractivas. Además, es muy frecuente que presenten arrugas y ojeras en el contorno de los ojos, así como hinchazón y enrojecimiento.

Por todos estos motivos, y porque además es beneficioso para nuestra salud general, es importante descansar la cantidad de horas recomendada y llevar una vida saludable, consumiendo una dieta balanceada y evitando los excesos.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.