¿Cuáles son las consecuencias de exponer la piel con acné al sol?

¿Cuáles son las consecuencias de exponer la piel con acné al sol?

A diferencia de lo que se suele creer, el sol y la piel con acné no son los mejores aliados en materia de belleza. El mito de que "si te ponés al sol, los granitos se secan", es solo eso, un gran y peligroso mito. Porque exponer las lesiones inflamatorias que provoca el acné a los rayos UV sin ningún tipo de protección solar puede generar manchas antiestéticas mucho más difíciles de tratar en el futuro.

Otra de las razones por las que las personas que padecen acné deberían extremar los cuidados solares tiene que ver con que muchos de los tratamientos diseñados para combatir la grasitud y los granitos, ya sea en forma de medicación o de aplicación tópica como cremas, geles y jabones, dejan la piel mucho más sensible a la acción de los rayos solares.

Y si bien todos debemos proteger nuestra piel del sol mediante el uso de protector solar, anteojos de sol y evitando exponernos en la franja horaria en la que los rayos UV llegan de forma más directa a la Tierra, es decir, entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde; es importante que las personas con acné consideren qué tipo de protector utilizan.

Los protectores solares ideales para quienes tienen piel grasa son aquellos libres de aceites (para evitar la sobreproducción de sebo), no comedogénicos (para que no obstruyan los poros de la piel) e hipoalergénicos (para minimizar el riesgo de alergia). Además, es recomendable que sean de protección alta, es decir, FPS 50.

Por último, es importante que no descontinúen sus cuidados habituales y que sigan las recomendaciones de su dermatólogo en cuanto al tratamiento que vienen realizando.

 

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.