Los beneficios de los masajes para la piel

Los beneficios de los masajes para la piel

Los masajes aportan una gran variedad de beneficios al organismo, que van mucho más allá de las cuestiones estéticas o relajantes. Alivia el estrés, descontractura y relaja los músculos, aumenta la circulación de la sangre, reduce el ritmo cardíaco y disminuye la presión sanguínea. Además, contribuye a eliminar los productos de desecho acumulados en el torrente sanguíneo.

Pero la masoterapia también provee grandes ventajas a la salud de la piel, ya que actúa sobre las capas cutáneas más profundas, activando los vasos sanguíneos, las glándulas sebáceas y el sistema nervioso central generando importantes efectos tanto inmediatos como a largo plazo. Entre ellos podemos destacar que:

·         Aumenta la temperatura corporal, con la consiguiente activación del riego sanguíneo y el aumento del nivel de oxígeno en las zonas tratadas lo que proporciona un aspecto saludable a la piel.

·         Permite eliminar células muertas y, con ellas, los microorganismos que viven en la superficie cutánea y las partículas de suciedad que obstruyen los poros de la piel.

·         Mejora el funcionamiento de las glándulas sebáceas, ayudando a prevenir la aparición de acné y puntos negros.

·         Reactiva el sistema linfático, contribuyendo a eliminar el estancamiento de líquidos, combatir la celulitis y mejorar visiblemente el aspecto en zonas problemáticas.

·         Hace que la piel luzca más tersa, elástica y revitalizada, con una textura más suave y un aspecto más juvenil.

Como vemos, existen muchas razones para incorporar los masajes a nuestra rutina semanal de belleza. Y si además incluimos la aplicación de una crema hidratante con Vitamina A, lograremos que la piel de nuestro cuerpo luzca mucho más radiante y lozana.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.