Array ( [0] => 422 ) 5 errores que debemos evitar con nuestro primer tatuaje - Cuidados de la piel | Bagóvit
5 errores que debemos evitar con nuestro primer tatuaje

5 errores que debemos evitar con nuestro primer tatuaje

 

Los tatuajes son una manera artística de embellecer nuestra piel dotándola de un significado único. Sin embargo, cuando no tomamos las medidas necesarias o no meditamos lo suficiente nuestra elección, puede transformarse en el recordatorio permanente de una mala decisión. Por eso, repasamos los 5 errores más comunes que es mejor evitar cometer:

1. Hacerlo a las apuradas: sin importar si se trata de un dibujo, una palabra o frase, o un retrato, lo mejor es dedicarle tiempo a sopesar bien si es lo que realmente queremos. Puede resultar de mucha ayuda ver tatuajes similares, mostrarle nuestra opción a amigos y familiares para ver qué opinan y hasta consultarlo con un tatuador para que nos recomiende una zona del cuerpo o tamaño para que se luzca mejor. No importa cuánto tiempo nos lleve esta "investigación" , estará muy bien invertido.

2. No cuidarlo correctamente: para que la piel sane adecuadamente es imprescindible seguir al pie de la letra las recomendaciones del tatuador. Las cremas con vitamina A contribuyen a la regeneración de la piel, por lo que es importante mantener la zona hidratada. Caso contrario, nos arriesgamos a que la piel se infecte o el tatuaje se decolore rápidamente.

3. Comenzar por tatuajes muy grandes: tatuarse duele. Y si bien se trata de un dolor moderado y existen zonas menos dolorosas, todo depende de la tolerancia de cada persona. Algunas casas de tatuajes realizan pruebas de alergia que pueden servir para valorar la resistencia al dolor del cliente. También existen cremas calmantes que pueden ayudar a mitigar la sensación. Sin embargo, lo más recomendable es no elegir un primer tatuaje demasiado grande para poder soportarlo y no arrepentirse a mitad de camino.

4. Tatuarse en verano: este punto no es un error en sí, pero lo cierto es que es mucho más conveniente tatuarse durante el otoño o el invierno, cuando es menos probable que la piel quede expuesta a los rayos solares. Recordemos que la tinta de los tatuajes está hecha de pigmentos que pueden borrarse fácilmente si son expuestos a los rayos ultravioleta. Igualmente, sin importar cuál sea el momento del año que elijamos para tatuarnos, es importante usar protector solar.

5. No supervisar el tatuaje: son muchos los casos de personas que eligen frases o palabras en idiomas que no conocen y que, después de un tiempo, se enteran de que el significado de su tatuaje no es el que pensaban. Por eso es importante averiguar muy bien cómo se escribe lo que planeamos llevar de por vida sobre la piel.

Suscribite al newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo

The subscriber's email address.