VITAMINA A

La vitamina A mantiene la integridad de la estructura de la piel, incrementando la producción de colágeno e induciendo la síntesis de compuestos responsables de retener agua en la piel. Su acción reparadora restablece la elasticidad, luminosidad y suavidad, disminuye las arrugas producidas por el paso del tiempo y por el fotoenvejecimiento.